Espeto de Sardinas

Todo sobre el espeto de sardinas

Recetas con sardinas

La sardina se puede cocinar de millones de formas. En esta sección te traeremos una receta nueva cada semana. Siempre tendrás disponibles todas las que han pasado por aquí y nos puedes escribir si deseas que busquemos alguna en especial para ti. Si tienes una gran receta, nos la puedes enviar a través de nuestro Contacto si las acompañas con fotos, vídeos, tu blog o cualquier otra manera de mostrarla o enlazarla, muchísimo mejor. ¡Anímate!

Esta semana te traemos esta genial receta del chef Stefano Barbato, con su toque italiano, desde Ecuador, esperamos que os guste mucho y ¡a disfrutar!


Aquí os traemos otra receta donde la protagonista es la sardina. Esta vez se trata de una sardina empanada con ajonjolí negro y blanco, ¡algo con lo que sorprender de verdad! Esperamos que la disfrutéis mucho.

En esta ocasión os traemos a nuestra cocinera favorita, cocinando uno de sus mejores platos con sardinas a la plancha, os recomendamos con devoción este genial canal de Youtube "Cocina para Todos", ¡a disfrutar!:



Otras Posibilidades

SUGERENCIAS PARA LOS PEQUEÑOS

Las sardinas son pescados que los niños suelen consumir en conserva, de modo que resulta sencillo añadirlos a una ensalada, a un plato de pasta o arroz, o emplearlos en bocadillos. Sin embargo, conviene que los más pequeños se acostumbren también a consumir este pescado fresco, por lo que si no son muy amigos del sabor de la sardina, habrá que buscar alternativas en su elaboración.

Una receta que puedes elaborar, enseñar y disfrutar con los pequeños son espaguetis con sardinas la siguiente:

Sencillísimo. Todos sabemos la importancia que tiene la presentación de la comida para los pequeños, colores y formas. Un plato de sardinas rebozadas y acompañados de salsa de tomate es probable que les resulte más apetecible por este tipo de aspectos. No obstante, conviene variar la forma de preparación para evitar la monotonía y el rechazo que puedan tener los niños y niñas si se les ofrece un alimento siempre de la misma manera. Basta un poco de imaginación para elaborar un pastel de sardinas, sardinas rellenas, gratinadas o asadas en papillote y acompañadas de hortalizas salteadas y patatas fritas o asadas. En definitiva, diferentes modos de presentar las sardinas que con seguridad despertará la curiosidad de los más pequeños y también adultos. Otras recetas son las siguientes:

Limones rellenos de sardina

Ingredientes y cantidades para cuatro personas:

Ingredientes:

250 grs. de sardina
4 limones
Zumo de medio limón
1 cucharadita de alcaparras
100 ml. de mayonesa
Escarola
Sal
Pimienta negra molida, al gusto
Hierba de los canónigos
Aceitunas negras

Modo de elaboración

Preparar los limones cortándolos para formar cestitas. Lavar bien las sardinas y quitarles la espina y la cabeza. Colocar las sardinas en una fuente y cubrir con láminas de plástico adherente perforada. Llevar la fuente al microondas, conectar la máxima potencia y cocinar por un tiempo de 4 minutos más o menos. Extraer y, una vez tibio el pescado, pelarlo y filetearlo.
Lavar bien la escarola, separando las hojas, y picarla. Colocar los filetes de pescado en el vaso de un robot o batidora. Incorporar la mayonesa, las alcaparras, el zumo de medio limón, las hojas de escarola y la sal. Batir hasta obtener una crema homogénea. Rellenar los limones con la mezcla preparada y asegurar las asas de los cestillos con unas cintas. Colocar los limones en una fuente y servir adornados con hierba de los canónigos y aceitunas negras.

Sardinas a la valenciana

Receta para cuatro personas

Ingredientes:

1 k. de sardinas pequeñas
2 naranjas y 2 limones
50 grs. de piñones
2 cebolletas frescas
1 vaso de vino blanco
4 cucharadas de aceite de oliva
Sal gorda

Modo de elaboración

Pochar las cebolletas cortadas en tiras finas con el vino, el zumo de una naranja y un chorrito de aceite durante 5 minutos.
Poner las sardinas en una fuente para horno, rodeándolas con rodajas de naranja y limón. Cubrir las sardinas con las cebolletas y su líquido de cocción. Espolvorear con piñones y sal gorda. Asar las sardinas a 180ºC durante unos 15 minutos.
Servir las sardinas calientes.

Sardinas rellenas de pimiento gratinadas

Receta ideal para los pequeños, ingredientes para cuatro personas

Ingredientes:

16 sardinas pequeñas
1 pimiento rojo asado
1 diente de ajo
8 lonchas de queso para fundir
Sal
8 rebanadas de pan
8 rodajas de

Modo de elaboración

Limpiar las sardinas, lavarlas, descamarlas y eviscerarlas, pasándolas por el chorro de agua fría. Quitarles la espina central y reservarlas. Una vez limpias y abiertas, salar la parte interior.
A la hora de rellenarlas, colocar sobre una sardina abierta una loncha fina de queso y un pimiento asado con un poco de ajo previamente dorado. Poner otra sardina encima y colocar sobre una rebanada de pan con tomate natural. Introducir en el horno a 200ºC durante 10 minutos para que se gratinen y se cocinen por dentro.
Sacar del horno y presentar sobre el pan asado con tomate. Se puede acompañar de una ensalada.

Curiosidades

El nombre de este pescado se debe a que fue una especie muy abundante en las "costas de Sardina", la actual isla de Cerdeña. ¡Todos los días aprendemos algo!
La sardina es uno de los pescados azules de mayor consumo. Su carne es muy sabrosa y rica en grasas, de un tono algo oscuro. Por lo general se consume fresca, ya sea entera o en filetes en el caso de los ejemplares de mayor tamaño.
Su porcentaje comestible es del 62%. Asimismo se comercializa salada; "sardina vieja" y en conserva.
Fresca, admite múltiples preparaciones culinarias. Asada a la parrilla se cocina entera, con cabeza e incluso en ocasiones junto con las vísceras. Aquí lo podéis ver:



Los ejemplares de menor tamaño poseen una carne más fina y delicada y se suelen cocinar fritas.
Limpia y sin cabeza, se puede degustar en escabeche y como base de guisos marineros. Las sardinas en conserva se pueden consumir en bocadillo, como ingrediente de ensaladas, tortillas, etc. En cuanto a las sardinas saladas, debido a su fuerte sabor, se suele consumir junto con aceite de oliva para suavizarlas.